Juan Orlando Hernandez sorprendido porque “Nunca Pensó que personas conocidas se verían involucradas en crimen organizado”

Publicado por

“Solo hay una opción: tenemos que redoblar esfuerzos” para seguir combatiendo la criminalidad, afirmó hoy el presidente Juan Orlando Hernández, quien señaló que “nunca pensé que personas que conocía se verían involucradas” en el crimen organizado.

En comparecencia de prensa, el gobernante resaltó que durante la visita que hizo a Washington la semana pasada se reunió por tercera vez con un director de la Administración para el Combate de las Drogas (DEA) de Estados Unidos, con quien acordaron continuar trabajando juntos en la lucha contra el narcotráfico.

Además de exponer ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) los avances de Honduras en seguridad, Hernández informó que tuvo reuniones internas con miembros de ese organismo y de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad).

También se reunió con miembros de la Oficina de Narcóticos Internacionales y Asuntos de Aplicación de la Ley del Departamento de Estado, la DEA, varios embajadores, funcionarios de la Administración Trump y personas relacionadas con el Congreso de los Estados Unidos.

Hernández dijo que planteó ante la OEA que “nunca en la historia de la República de Honduras habíamos perdido tantas vidas, tantas personas que han muerto a consecuencia de un solo fenómeno, en este caso la delincuencia”.

En comparación con la guerra de 1969 contra El Salvador, la guerra fría de los años 80 y fenómenos naturales, “nunca, ni sumados, han superado 67.000 vidas como ha ocurrido con esta tragedia que hemos enfrentado” debido a la violencia de maras, pandillas y crimen organizado, señaló.

El mandatario dijo que expuso ante el organismo hemisférico que frente a este problema “deberíamos hacer un abordaje regional, continental, porque nosotros como hondureños no quisiéramos que ningún país pase una tragedia similar”

Recordó los recientes casos de pandilleros capturados por las autoridades que “sin inmutarse dicen ante los medios que quien ordenó que asesinaran a uno, dos, tres, cuatro ciudadanos en un mismo día, ellos, con toda frialdad dicen: ‘lo ordenó la mara o la pandilla a la que pertenecen”.

Advertencia

Hernández advirtió que “es importante tener claras las ramificaciones de este fenómeno delictivo” porque “bajo la doctrina tradicional no se está entendiendo nacional ni internacionalmente la complejidad, la dimensión de lo que enfrentamos”.

Por ello, añadió, planteó ante la OEA que “es importante que se produzcan protocolos nacionales e internacionales para enfrentar este fenómeno”

Recordó que en Honduras se conoce la doctrina tradicional de los derechos humanos y, en consecuencia, cuando se violentan los derechos fundamentales de una persona.

Pero, se preguntó: “¿Y es que acaso cuando un grupo de estos criminales, que en términos técnicos les llaman grupos no estatales, no violentan los derechos fundamentales de una persona cuando abusan de una niña, cuando asesinan a una persona, cuando suplantan al Estado y quieren poner de rodillas y han puesto en varios lugares del país y de la región, a comunidades enteras?”.

Esos grupos criminales “imparten su propia justicia sustituyendo al Estado. Cuando extorsionan, ¿es acaso o no una vulneración de los derechos fundamentales de las personas?, ¿o cuando se desmiembra a alguien?”, añadió.

Hernández pidió “a los hondureños que no nos acostumbremos a ver eso como normal; no es normal ni nunca debe ser normal”.

“Por tanto, hemos pedido a la OEA revisar los protocolos internacionales que permitan calificar como corresponde este fenómeno de violencia, y Honduras no quiere que otro país pase por lo mismo”, apuntó.

El mandatario recordó que “estas maras, pandillas, grupos criminales, también han querido sustituir la voluntad del elector hondureño en las recientes elecciones anteriores”.

“Está comprobado: alrededor de 200.000 personas no fueron a votar por presión de maras y pandillas, pero en otros lugares también han ganado elecciones buscando que determinado grupo político pudiera participar y ganar”, manifestó.

Exhortó a que “en la región miremos el fenómeno como un fenómeno transnacional porque, si no, en el caso de Honduras, aunque tengamos éxito continuamente como lo hemos venido teniendo, qué va a pasar si siguen ingresando a Honduras grupos de maras, de pandillas, de los países vecinos o grupos criminales transnacionales que operan en un país y en otro”.

Fenómeno transnacional

Hernández recordó que en 2014 dijo que “el crimen organizado no solamente mueve droga, no solamente mueve armas, sino personas, seres humanos, dólares, y trata de imponer la realidad sobre los estados”.

“También le decía a la OEA que queríamos advertir al continente que este era un fenómeno nacional y también transnacional, que queríamos ver la multidimensionalidad del fenómeno, y para eso teníamos que ponernos a estudiar juntos, buscar las universidades, los expertos que han revisado las historia de los conflictos”.

“Me alegra porque sentí mucho eco en la OEA, dijo, y agregó que “también les hablaba de que es un fenómeno que no solamente trasciende las fronteras, sino que (las maras y pandillas) en muchos lugares ya son tercera, cuarta generación de familias, en poblados, en comunidades”.

Redoblar esfuerzos

El presidente Hernández indicó que expuso ante la OEA “por qué fue importante para Honduras comenzar la lucha de frente contra la narcoactividad, el crimen organizado, y que sabíamos que estábamos desafiando algo muy poderoso, pero que íbamos a tener éxito si lográbamos un trabajo en conjunto, regional, con socios importantes como Colombia, las agencias de Estados Unidos, agencias de México, de Panamá y de toda la región centroamericana”.

“Sabíamos que no iba a ser fácil pero también les dije que ahora no podíamos retroceder. Honduras solo tiene dos opciones: o se queda pensando que ya está resuelto el fenómeno y no hace más que lo que ha venido haciendo, o la otra opción: redoblamos los esfuerzos”, planteó.

“Para mí solo queda la segunda y en esa segunda opción necesitamos el acompañamiento de la comunidad internacional”, aseveró.

“Por eso también les decía que al enfrentar maras, pandillas, crimen organizado, teníamos que sacar muchas lecciones, y una de ellas es la voluntad, el compromiso de toda una institucionalidad, la voluntad política”, dijo Hernández.

A los miembros de la OEA “les decía que nunca pensé que personas que yo conocía podían verse involucradas y en procesos a raíz de esta lucha, pero que si me tocaba volver a tomar la decisión sentía que era mi deber y lo haría hoy y mañana, porque ese es el compromiso con un pueblo que ha sufrido tanto, con un pueblo que debe rescatar sus instituciones, que debe de hacer prevalecer la prosperidad por la vía de una lucha por tener paz en el país, y eso tenemos que seguirlo haciendo”, afirmó.

Agradecimientos por apoyo

El gobernante agradeció “el acompañamiento del embajador de Colombia en la OEA (Alejandro Ordóñez), con sus palabras muy precisas”, y también al presidente del Consejo Permanente de la OEA, Carlos Alberto Calles, que representa a El Salvador, “por su invitación y por sus palabras al abrir la reunión”.

Asimismo, agradeció “a todos los que se acercaron a felicitar a Honduras y a decirnos que estaban con nosotros”.

Hernández agradeció al embajador de Estados Unidos en la OEA, Carlos Trujillo, “que estuvo aquí hace unos meses, se dio cuenta de lo que habíamos hecho los hondureños y ahora dice que esta para seguir apoyando a Honduras su Administración”.

Cambio de enfoque

El titular del Ejecutivo reiteró “el compromiso que el país tiene de elevar a la ONU, como lo hemos hecho en OEA, y a través de Ginebra, el concepto siguiente: los grupos no estatales, en este caso crimen organizado, maras, pandillas, a mi criterio también vulneran los derechos fundamentales de las personas”.

“Una vez que eso sea reconocido internacionalmente, muchos de los enfoques frente a estos grupos criminales van a cambiar, y los que entienden de esta temática saben a lo que me refiero”, añadió.

Anunció que en los próximos días se reunirá con medios de comunicación y distintos sectores sociales “para explicarles qué es lo que hemos encontrado en la doctrina y qué es lo que ha venido ocurriendo, para que miren la necesidad de reenfocar, después de una evaluación, reenfocar este fenómeno”.

Eso “es crucial para ahora y para mañana; le va a servir a Honduras, pero también al mundo y particularmente a los países más afectados por este fenómeno, llámese de maras, pandillas, narcotráfico, crimen organizado, que pretende suplantar al Estado y que busca el poder político para poder estar a sus anchas”, expresó.

“Eso es fundamental para que nuestros hijos y nuestros nietos no sufran lo que nos ha tocado sufrir a nosotros”, recalcó.

Vidas salvadas

Hernández dijo que “le explicaba a la OEA que son alrededor de 67.000 personas que han perdido la vida (por la violencia), pero una vez que enfrentamos este fenómeno y hemos roto la tendencia lo que hemos logrado es salvar alrededor de 45.000 vidas a raíz de cambiar la forma en que el Estado ha enfrentado este fenómeno”.

Agradeció a la OEA y a la Cicad “porque nos han ofrecido su acompañamiento, y lo hemos tomado, y hemos llegado ya a acuerdos preliminares, y ellos van a estar presentes aquí en Honduras para trabajar la reducción del consumo (de drogas) porque ya se está dando el fenómeno en cantidades que no habíamos visto en el país y está ocurriendo en toda la región centroamericana”.

Aumenta consumo de drogas

El mandatario advirtió que hay un aumento del consumo “no solamente de droga, de coca, sino de otro tipo de droga sintética que ahora es sumamente fácil adquirir y el mundo criminal lo hace para pagarle a quienes están a su servicio, y eso nos genera toda una descomposición”.

Alertó de que este problema “lo estamos viendo en el sur de Honduras, que hace 10 años era una zona muy pacífica, pero que a raíz del crecimiento económico, de las carreteras, de que ahora El Salvador, Nicaragua, Honduras, miran en esa zona un espacio de mucho crecimiento económico, también el desarrollo trae estas otras consecuencias”.

Frente a esta situación “tenemos que trabajar en las escuelas, con las iglesias, con los medios de comunicación, para evitar que esto se vaya de las manos, porque una vez que comienza el narcomenudeo luego vienen las peleas por territorio y luego vienen el sicariato y las guerras”, advirtió.

Más apoyo de EEUU y OEA

El presidente Hernández informó que, además de que la Cicad “ya está apuntada con Honduras y pronto estará trabajando aquí con nosotros, la Oficina de Narcóticos Internacionales y Asuntos de Aplicación de la Ley, que es una dependencia del Departamento de Estado, también está trabajando con nosotros y va a ampliar su cartera de temas”.

Informó, además, que “hemos pedido en el seno de la OEA y al secretario general Luis Almagro que, como hemos venido trabajando en la lucha contra la corrupción y la impunidad, es fundamental recuperar algo que yo solicité de inicio cuando estábamos firmando el convenio original: que Maccih nos ayude a recuperar la institucionalidad carcelaria del país, investigar también los casos que se han dado allí, y de igual manera en el tema del fortalecimiento de la Policía”.

“También nos reunimos con la DEA; creo que esta es la tercera o cuarta vez que me reúno con un director de la DEA y en esa última conversación no solamente revisamos los éxitos que hemos tenido todo este tiempo atrás que henos venido trabajando, sino que también ya hablamos de cómo vamos a seguir trabajando”, indicó.

Respecto al agradecimiento de la DEA por su lucha y la del Gobierno contra el narcotráfico, el mandatario dijo que “lo hago extensivo a todos los hombres y mujeres que se han fajado en esta lucha y seguiremos en esa línea, porque es lo justo, es lo bueno para Honduras”.

Informe de Fusina

Finalmente, Hernández apuntó que mañana en San Pedro Sula concluirá la evaluación que la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) ha venido haciendo por regiones sobre los avances y desafíos de seguridad en el país

Añadió que está gestionando para que el informe final de Fusina sea conocido por el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, así como por todos los alcaldes del país.

“Tenemos que redoblar esfuerzos, y si de ese informe sale la necesidad de un mayor número de efectivos de los operadores de justicia y tenemos que ir al Congreso (a pedir ese aumento), pues lo haremos”, adelantó.

“Cada uno de nosotros tenemos que asumir la responsabilidad de redoblar esfuerzos para poder tener un país en paz, próspero, con mayor crecimiento económico, que signifique una mejor condición de vida para la mayoría de los hondureños”, manifestó.

Información: Lesman Morazán

Fuente: RadioAmerica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s